Noticias de Camerún

El «CIS» de los niños
Ya no meriendan pan con aceite y azúcar, y puede que su juego favorito se esconda detrás de una pantalla, pero a los niños de hoy les siguen preocupando la pobreza y las guerras. Son dos de sus principales inquietudes, aunque fruto de los cambios de su entorno han aprendido a estar concienciados también sobre el acceso a la educación, el acoso escolar y el terrorismo. Materias que en tienen un componente atemporal en ellos: el de querer un mundo mejor. Son las conclusiones de una encuesta internacional elaborada por Unicef y que publica hoy con motivo del Día del Niño, la fecha que conmemora la adopción de la Convención de los Derechos del Niño. Más de 11.000 menores de 14 países respondieron a las preguntas planteadas por la organización y revelaron que hoy su principal inquietud es la violencia ejercida contra ellos: hasta el 67 por ciento aseguró estar «muy preocupado». «Terminaría con la pobreza y el hambre» o «no permitiría que los líderes empezasen guerras sin razón, haciendo sufrir a madres y niños», son algunas de las afirmaciones que recoge el estudio de Unicef, en el que han participado menores de EE.UU., Holanda, Reino Unido, México, India, Japón, Sudáfrica, Turquía o Kenia. Respuestas similares a las que dieron los niños de 2º y 5º de Primaria del colegio madrileño San José del Parque preguntados por ABC. «Si fueras presidente del Gobierno, ¿qué harías para mejorar la vida de los niños?». Gonzalo dijo que mandaría todos los días comida a África, Marina pidió darles a todos una familia que les quiera mucho, Álvaro se decantó por hacer que los padres trabajen menos e Inés por abrir «los hospitales del mundo», mientras que Ignacio propuso hacer más visitas a los niños que ya están ingresados. Quieren un mundo sin terrorismo y en el que todos puedan acudir a la escuela sin dificultades ni impedimentos. En ambas cuestiones, el 65% de los jóvenes se mostraron muy implicados, según la encuesta. Son precisamente estas dos materias, junto con la pobreza, sobre las que creen que los líderes mundiales deberían tomar medidas de forma prioritaria. No obstante, también ha emergido una nueva preocupación en ellos: la del acoso. Y lo ha hecho con fuerza, ya que seis de cada diez niños se sienten alarmados frente al bullying. La desconfianza frente a los dirigentes tampoco es ya un asunto solo de adultos. A nivel internacional, muchos de los jóvenes encuestados no creen que los mayores o los dirigentes tomen buenas medidas en favor de la infancia. Lo aseguró el 45%. También quieren que se les tome más en cuenta, que los mayores les escuchen más. La mitad de los niños dijeron que no se respeta su derecho a decidir, especialmente en Sudáfrica y Reino Unido (71 y 73%). Peor que sus progenitores Más allá de sus inquietudes actuales, hay un dato con el que no cuentan. Un segundo estudio de Unicef publicado hoy asegura que uno de cada doce niños del mundo vive en países donde su futuro será peor que el de sus padres. Países como Bolivia, Camerún, Costa de Marfil, Guatemala, Jordania, Libia, Rumanía, Ucrania o Zimbabue. «Mientras que la generación anterior ha sido testigo de una mejora sin precedentes en la calidad de vida de la mayoría de los niños del mundo, parece mentira que una minoría olvidada de niños haya quedado excluida por causas ajenas a ellos o sus familias», reclama en el informe Laurence Chandy, director de Datos, Investigación y Políticas de Unicef. Un peligro que quizá se arreglaría si se cumplieran las peticiones hechas por los niños del colegio San José del Parque. Como Victoria, que pidió darles «poderes» a los menores, o Lucía, que haría obligatorio que todos tuvieran «una vida saludable, con buena comida, agua, ropa…». O Sara, que resumía todas las respuesta en una sola: «Yo a los niños les daría más amor». www.abc.es | 11/20/17 1:04 AM
El «CIS» de los niños
Ya no meriendan pan con aceite y azúcar, y puede que su juego favorito se esconda detrás de una pantalla, pero a los niños de hoy les siguen preocupando la pobreza y las guerras. Son dos de sus principales inquietudes, aunque fruto de los cambios de su entorno han aprendido a estar concienciados también sobre el acceso a la educación, el acoso escolar y el terrorismo. Materias que en tienen un componente atemporal en ellos: el de querer un mundo mejor. Son las conclusiones de una encuesta internacional elaborada por Unicef y que publica hoy con motivo del Día del Niño, la fecha que conmemora la adopción de la Convención de los Derechos del Niño. Más de 11.000 menores de 14 países respondieron a las preguntas planteadas por la organización y revelaron que hoy su principal inquietud es la violencia ejercida contra ellos: hasta el 67 por ciento aseguró estar «muy preocupado». «Terminaría con la pobreza y el hambre» o «no permitiría que los líderes empezasen guerras sin razón, haciendo sufrir a madres y niños», son algunas de las afirmaciones que recoge el estudio de Unicef, en el que han participado menores de EE.UU., Holanda, Reino Unido, México, India, Japón, Sudáfrica, Turquía o Kenia. Respuestas similares a las que dieron los niños de 2º y 5º de Primaria del colegio madrileño San José del Parque preguntados por ABC. «Si fueras presidente del Gobierno, ¿qué harías para mejorar la vida de los niños?». Gonzalo dijo que mandaría todos los días comida a África, Marina pidió darles a todos una familia que les quiera mucho, Álvaro se decantó por hacer que los padres trabajen menos e Inés por abrir «los hospitales del mundo», mientras que Ignacio propuso hacer más visitas a los niños que ya están ingresados. Quieren un mundo sin terrorismo y en el que todos puedan acudir a la escuela sin dificultades ni impedimentos. En ambas cuestiones, el 65% de los jóvenes se mostraron muy implicados, según la encuesta. Son precisamente estas dos materias, junto con la pobreza, sobre las que creen que los líderes mundiales deberían tomar medidas de forma prioritaria. No obstante, también ha emergido una nueva preocupación en ellos: la del acoso. Y lo ha hecho con fuerza, ya que seis de cada diez niños se sienten alarmados frente al bullying. La desconfianza frente a los dirigentes tampoco es ya un asunto solo de adultos. A nivel internacional, muchos de los jóvenes encuestados no creen que los mayores o los dirigentes tomen buenas medidas en favor de la infancia. Lo aseguró el 45%. También quieren que se les tome más en cuenta, que los mayores les escuchen más. La mitad de los niños dijeron que no se respeta su derecho a decidir, especialmente en Sudáfrica y Reino Unido (71 y 73%). Peor que sus progenitores Más allá de sus inquietudes actuales, hay un dato con el que no cuentan. Un segundo estudio de Unicef publicado hoy asegura que uno de cada doce niños del mundo vive en países donde su futuro será peor que el de sus padres. Países como Bolivia, Camerún, Costa de Marfil, Guatemala, Jordania, Libia, Rumanía, Ucrania o Zimbabue. «Mientras que la generación anterior ha sido testigo de una mejora sin precedentes en la calidad de vida de la mayoría de los niños del mundo, parece mentira que una minoría olvidada de niños haya quedado excluida por causas ajenas a ellos o sus familias», reclama en el informe Laurence Chandy, director de Datos, Investigación y Políticas de Unicef. Un peligro que quizá se arreglaría si se cumplieran las peticiones hechas por los niños del colegio San José del Parque. Como Victoria, que pidió darles «poderes» a los menores, o Lucía, que haría obligatorio que todos tuvieran «una vida saludable, con buena comida, agua, ropa…». O Sara, que resumía todas las respuesta en una sola: «Yo a los niños les daría más amor». sevilla.abc.es | 11/20/17 12:16 AM
Las (posibles) ventajas de un golpe de Estado
Siendo larga como es la dictadura de Robert Mugabe, no lo es tanto como la de «el nuestro», Teodoro Obiang Nguema Mbasogo. Obiang tomó el poder el 3 de agosto de 1979 y Mugabe se estrenó como jefe del Gobierno de Zimbabue el 18 de abril de 1980. En estos treinta y siete años ha conseguido debilitar tanto la fértil y rica colonia que fue Rhodesia, que hoy ya ni el Ejército parece capaz de dar un golpe de Estado con eficacia. Con todo lo negativo que suena el término «golpe de Estado», no necesariamente tiene que serlo. Podría ser una forma quirúrgica de acabar con una tiranía. Como bien explica el maestro Edward N. Luttwak en su obra maestra «Coup d’Etat: A practical handbook» un golpe de estado es una forma de cambiar un Gobierno y puede tener cualquier objetivo. Incluso de establecer una democracia parlamentaria. Desde que los militares ingleses con la ayuda de Guillermo de Orange derrocaron a Jacobo II y pusieron en marcha la evolución de una Monarquía absoluta a una constitucional hay múltiples ejemplos en el mundo de militares derrocando una dictadura y trayendo una democracia. Sin ir más lejos, en el mismo Portugal. Pero hay muchos otros ejemplos como los de Guatemala, Mali o Guinea-Bissau, por ejemplo. El problema en Zimbabue es que la lucha no parece haber sido entre democracia y dictadura, sino simplemente entre una rama y la contraria del partido Zanu-PF. La mayor parte del Ejército estaba alineada con el recién destituido vicepresidente Emmerson Mnangagwa. Mnangagwa es un compañero de armas, veterano de la guerra de la independencia de la década de 1970, célebre por la represión que empleó en la década de 1980 cuando fungía como jefe de seguridad de Mugabe. Tan pronto como se fue al exilio días atrás, el jefe de las Fuerzas Armadas, Constantino Chiwenga condenó la purga diciendo que «los que están detrás de estas artimañas traidoras deben recordar que cuando la cuestión es la de proteger a nuestra revolución, los militares no dudarán a la hora de dar un paso al frente». Y enfrente estaba la mujer del dictador, conocida como Gucci Grace. Ella, 42 años más joven que su marido, aspiraba a hacerse con el poder para asentar una dictadura dinástica. Eso es lo que parece haberse resuelto. Es por ello que este golpe ofrece pocas esperanzas de que haya ninguna mejora a corto plazo de la situación de quiebra y ruina moral a la que ha llevado Robert Mugabe a su país durante estas casi cuatro décadas de despotismo. Nada indica que el Gobierno vaya a dejar de estar centrado en la corrupción y la supresión violenta de toda disidencia política, algo en lo que el propio Emmerson Mnangagwa es un especialista. Zimbabue es un ejemplo perfecto de lo que no debe ser un régimen político del siglo XXI. Es quizá el más conocido precisamente por haber sido uno de los territorios más ricos del continente africano. Pero se defiende porque hay otros que mantienen formas similares a las suyas. Los casos actuales son demasiados: Paul Biya de Camerún lleva 42 años, Obiang lleva 38, Sassou Nguesso del Congo lleva 33, Yoweri Museveni de Uganda 31, Omar al-Bashir de Sudán 28… Así que un tipo como Idriss Déby de Chad que lleva 26 años y sólo tiene 65 cree que todavía le queda más mili que a Franco cuando era corneta. www.abc.es | 11/19/17 4:55 PM
Así quedan los cuatro bombos del sorteo del Mundial
Después de que la selección de Perú lograse esta pasada noche vencer por 2-0 a Nueva Zelanda y por tanto su clasificación para el Mundial de Rusia, ya se conocen los 32 equipos que pelearán por el título en el verano de 2018. Gracias a su coeficiente FIFA, la selección de Ricardo Gareca, que acudirá a una Copa del Mundo 36 años después, partirá del bombo 2, colocada justo por detrás de España, en el sorteo que tendrá lugar el próximo 1 de diciembre en el Palacio del Kremlin de Moscú. La novedad de la confección de los bombos en función del coeficiente FIFA de los participantes en lugar de los tradicionales criterios geográficos ha propiciado que el sorteo cuente con algunas situaciones excepcionales en los últimos años, como la de encontrar a España en el bombo 2 en lugar de en el 1. Este jueves, después de que Perú sellase el último billete para Rusia, la FIFA ha anunciado la composición definitiva de los bombos, de los que se extraerán los equipos que formarán los ocho grupos de la fase inicial del Mundial de Rusia. El bombo 1, el de los equipos más potentes, está integrado por Rusia como anfitrión, Alemania, Brasil, Portugal, Argentina, Bélgica, Polonia y Francia. Desde el bombo 2 participarán en el sorteo España, Perú, Suiza, Inglaterra, Colombia, México, Uruguay y Croacia; en el 3 están situadas Dinamarca, Islandia, Costa Rica, Suecia, Túnez, Egipto, Senegal e Irán; y el 4 lo completan Serbia, Nigeria, Australia, Japón, Marruecos, Panamá, Corea del Sur y Arabia Saudí. Sólo podrán coincidir los europeos El único condicionante que regirá el sorteo es que no podrán coincidir en un mismo grupo equipos de una misma confederación, con la excepción de la UEFA, que podrá ver a dos de sus selecciones enfrentarse en varios grupos de la primera fase al ser la confederación europea la que más representantes tendrá en la cita mundialista de Rusia. Para España, el hecho de partir del segundo bombo puede representar un incremento de la dificultad de su grupo, pues el equipo de Julen Lopetegui podría verse emparejado en la primera fase con selecciones tan potentes como Alemania, Brasil, Argentina o Francia. Sin embargo, si la suerte se pone del lado español, aunque las posibilidades son menores, también le podría caer como rival de este primer bombo Polonia, Bélgica o Rusia, sobre el papel más asequibles. Un sorteo venébolo para España sería el que le deparase un grupo completado, por ejemplo, por Polonia, Irán y Panamá. Mientras que si la suerte es esquiva a los de Lopetegui, se podrían ver las caras en un grupo con Brasil, Egipto y Serbia. Habrá 12 selecciones que no fueron a Brasil Suecia dejó fuera a Italia - EFE Italia, única campeona del mundo que no viajará a Rusia, y una Holanda que sigue de capa caída, serán las dos grandes ausentes de la cita del próximo verano, a la que también faltarán otros ilustres equipos de los últimos torneos como Chile, Camerún, Costa de Marfil o los pujantes Estados Unidos. Por contra, serán 12 las selecciones que no participaron en el Mundial de Brasil pero que sin embargo han conseguido billete para el Mundial de 2018: Dinamarca, Islandia, Polonia, Serbia, Suecia, Panamá, Perú, Arabia Saudí, Marruecos, Túnez, Egipto y Senegal. www.abc.es | 11/16/17 11:59 AM
Las muertes por terrorismo disminuyen por segundo año consecutivo a pesar de Daesh
Aunque las cifras siguen siendo muy altas, la tendencia de los dos últimos años es positiva. Y es que desde 2014 las muertes por terrorismo han disminuido un 22%, según el último informe del Índice Global del Terrorismo presentado en Londres. En total, 25.673 personas perdieron la vida en atentados terroristas, 6.827 menos que el año anterior. Esto a pesar de que los terroristas del Daesh se cobraran uno de los años más mortíferos de su historia arrebatando 9.132 vidas, una cifra que se supera a más de 11.500 víctimas si contamos los grupos afiliados a este. Donde más muerte dejaron fue en Siria e Irak, sobre todo recientemente cuando se han producido las batallas clave en ciudades como Mosul o Raqa, dos de las capitales del autodenominado califato y que les han sido arrebatadas por los ejércitos locales apoyados por una coalición internacional liderada por Estados Unidos. A pesar de esto, Daesh ha matado en 15 países diferentes atentando en 308 ciudades alrededor del mundo. En general, Irak es el país que más fallecidos por atentados terroristas registró el año anterior, con 9.765 víctimas, con Afganistan por detrás de él, con 4.575. A estos dos le siguen Nigeria (1832), Siria (2.102) y Pakistán (956). En total, entre los cinco, suman algo más del 70% del total de muertes por terrorismo en todo el planeta. Es curioso el caso de Nigeria. Allí, según este índice, es donde más se ha reducido el número de fallecidos. En este país opera el grupo terrorista Boko Haram, aliado principal en África de los terroristas del Daesh y que han dejado en los últimos años un reguero de sangre en esta zona. El informe asegura que los ataques de esta organización se han reducido en el 80% en gran medida a la presión militar que está empleando el gobierno nigeriano, al igual que el de otros países como Camerún o Niger. Aunque estos datos a la baja muestren una mejora de cara a la lucha contra el extremismo islamista radical hay todavía preocupantes tendencias. Por ejemplo, en los últimos 17 años un total de 77 países fueron afectados por al menos una muerte por atentados terroristas. En esta línea se ha expresado Steve Killelea, presidente ejecutivo del Institute for Economics & Peace (IEP), la organización que se encarga de este Índice, quien asegura que «el informe de este año marca un momento histórico en la lucha contra este tipo de terrorismo». Killelea ve avances «alentadores», aunque «aún existen grandes motivos para la preocupación», sostiene. Uno de los puntos clave, señala, estará en «la futura estabilidad de Siria e Irak». Cambio en el modelo de atentados Lo que se ha puesto de manifiesto este último año ha sido que las mejoras en las estrategias de lucha contra el terrorismo y la mayor especialización en los servicios policiales y de inteligencia de los Gobiernos han frustrado más ataques que en años anteriores. Algo menos de la mitad de los intentos de atentados utilizando bombas o explosiones fueron desbaratados. En cambio, la proliferación de los llamados ataques «low cost», de bajo coste, como el uso de vehículos para atropellar a gente o el uso de armas blancas contra la población han demostrado que es más difícil evitar este modelo de atentados. En general, otro dato que deja el Índice Global del Terrorismo de este año es el económico. El impacto global del terrorismo en 2016 en este ámbito fue de más de 90.000 millones de euros. www.abc.es | 11/15/17 6:01 PM
Secesionistas anglófonos matan a al menos dos policías en el oeste de Camerún
Secesionistas anglófonos en Camerún han matado a al menos dos gendarmes este miércoles, según han informado dos líderes secesionistas y un responsable de seguridad, lo que supone una escalada en la disputa que esta parte del país mantiene con el Gobierno central. www.europapress.es | 11/8/17 2:05 PM
Los colectivos regionalistas se desmarcan de la marcha por la financiación y celebrarán otra el mismo día
El partido regionalista Som Valencians y una quincena de asociaciones culturales, plataformas cívicas y formaciones políticas han convocado una concentración independiente a la gran marcha del sábado 18 de noviembre en València contra la infrafinanciación. Bajo el lema 'Por una mejor financiación valenciana. Para no ser moneda de cambio", se celebrará en la capital a las 12 horas, seis antes de la organizada por CCOO PV y UGT-PV. Las organizaciones que la convocan buscan desmarcarse de la manifestación respaldada por PSPV, Compromís y Podemos --partidos del Botànic--, prevista a las 18 horas para elevar el "clamor" de la sociedad valenciana en un acto "pacífico" y unitario. Frente a esta, Som Valencians ha preparado esta concentración propia y ha invitado a la ciudadanía valenciana a reivindicar "todos juntos" una mejora de la financiación y que "los valencianos no vuelvan a ser moneda de cambio para el Gobierno central", informa el partido en un comunicado. Esta concentración arrancará en la plaza de los Fueros con la lectura de un manifiesto, tras lo que los participantes realizarán un recorrido encabezado por una pancarta unitaria hasta la plaza de Manises, por las calles Serranos y Caballeros. En esta plaza, donde está la sede de la Generalitat Valenciana, los organizadores entregarán el manifiesto consensuado y cantarán el himno regional. «Diferente ideología y sensibilidades» La convocatoria se ha realizado desde diferentes asociaciones valencianas de las tres provincias y partidos políticos "con diferente ideología y sensibilidades", como Som Valencians, Poble, Independents de Montroy, Renovacio y Unio Germania. Además de estas formaciones, se han sumado las organizaciones Allelva, Afrovalencians, Casa Camerún, Centro Cultural Camerún, Convencio Valencianista, Gais i Lesbianes Regne de Valencia, GAV, Grup Cultural Ilicità, Lliteralia, Mestres i Llicenciats del Regne de Valencia, Pilo de Burjassot, PJV, Poble, Renaixença Valenciana y Rogle Constanti Llombart. www.abc.es | 11/4/17 8:46 PM
Al menos diez muertos por un ataque de los milicianos nigerianos de Boko Haram en una aldea de Camerún
Al menos diez personas han muerto a causa de un ataque perpetrado el domingo por la noche por milicianos del grupo terrorista nigeriano Boko Haram en una aldea de Camerún. www.europapress.es | 10/30/17 1:13 PM

Google Maps