Noticias de Camerún

España ha acogido a más de 3.000 refugiados desde 2012, principalmente sirios, palestinos y somalíes
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, concretó ayer desde Luxemburgo la inminente llegada a nuestro país de 200 solicitantes de asilo, en su mayoría sirios, desde Grecia (50) e Italia (150). El pasado mes de marzo ya se confirmó la posibilidad esta reubicación de refugiados, pero sin dar muchos más detalles. Según Fernández Díaz está previsto que este nuevo contingente llegue a España como muy tarde en los primeros días de mayo. Durante estas dos semanas, se completarán los trámites de seguridad antes de que lleguen a nuestro país. Este nuevo grupo se suma a los 18 refugiados (17 eritreos y un sirio) que ya fueron reubicados -inicialmente estaban previstos 50, pero por problemas de seguridad 31 no viajaron desde Italia- como parte del acuerdo alcanzado con la Unión Europea el pasado mes de septiembre, que contemplaba que España recibiera en los próximos dos años (ya han pasado seis meses) alrededor de 17.000 refugiados (principalmente eritreos, iraquíes y sirios). El ministro anunció asimismo que España acogerá a otros 100 sirios procedentes de Turquía en el marco del programa «uno por uno» del acuerdo entre este país y la UE, que se suman a los 285 que ya había prometido acoger, informa Efe. La cifra total que España espera recibir en los próximos meses, entre demandantes de asilo desde Grecia e Italia y los refugiados sirios procedentes de Turquía, se eleva a 585 personas. Años de acogida Pero al margen de los asilados que llegarán a nuestro país como respuesta a la crisis humanitaria que sufre el pueblo sirio y al compromiso adquirido con la UE, España lleva años recibiendo miles de solicitudes de asilo, de las que un porcentaje, que ronda el 20%, son aceptadas. Si nos remontamos al año 2012, la cifra de solicitudes de asilo fueron de 2.588, lo que supuso un descenso del 24,37% con respecto al año anterior. Algo que no se ha vuelto a repetir. A partir de entonces las peticiones de acogida han ido en ascenso, llegándose a multiplicar por cinco en 2015, año en que se batió el recórd con alrededor de 13.000 peticiones. Pero el dato más importante no es el número de solicitudes, sino el número de ellas que obtuvieron el beneplácito por parte del Gobierno español. Según los datos que ofrece el propio Ministerio del Interior en su página web, en 2012 fueron gestionadas 233 concesiones del estatuto del refugiado, 287 de protección subsidiaria y 12 autorizaciones por razones humanitarias. Estas 532 concesiones supusieron el 19,70% del total de las solicitudes presentadas. En ese año, la mayoría de peticionarios procedieron de países como Siria (254), Nigeria (203), Argelia (202), Camerún (121) y Costa de Marfil (109). Por entonces, el éxodo de sirios debido a la guerra civil que sufría el país -conflicto que comenzó un año antes- no alcanzaba el nivel actual y el compromiso -y preocupación- internacional tampoco. Entonces apenas fue acogido un sirio, según dicho informe. Sí lo fueron, por el contrario, ciudadanos pakistaníes (33), de Palestina (84), Costa de Marfil (58) y Afganistán (37), entre otros. Aumento de las peticiones de asilo de sirios En el año 2013, según la web del ministerio del Interior, el incremento de solicitudes de asilo fue del 74,4%, con un total de 4.513. El crecimiento fue notable entre los ciudadanos de Mali (1.482 solicitudes frente a las 99 del año anterior) y Siria (721 frente a 254). Ese año fueron aprobados 203 estatutos de refugiado, 325 de protección subsidiaria y 4 autorizaciones de residencia por razones humanitarias. Lo que hace un total de 532. El mayor número de ciudadanos que fueron acogidos de manera legal procedían en esta ocasión de Siria (150), seguidos de Somalia (88), Palestina (74) y Pakistán (64). Las últimas cifras oficiales que ofrece el ministerio que dirige Fernández Díaz son las de 2014. En ese año se formalizaron 5.952 peticiones de asilo, esto es, un 31,8% más que durante el año anterior. De nuevo volvieron a aumentar de manera importante las solicitudes de ciudadanos sirios (1.681 frente a 721 el año anterior) y de manera más llamativa aún las de Ucrania, país en crisis desde principios de ese año y que durante meses vivió inmerso en un conflicto político y armado, agrabado con el regreso de la península de Crimea bajo la soberanía de Rusia. El número de ciudadanos ucranianos que solicitaron asilo fue de 946 frente a 14 el año anterior. Disminuyeron, sin embargo, las peticiones procedentes de Mali y de Argelia, y aumentaron las de Palestina (209). El total de aceptaciones de solicitudes ese año triplicó las del año anterior, con 1.585, distribuidas en 384 concesiones de estatutos de refugiados, 1.199 estatutos de protección subsidiaria y dos autorizaciones de residencia por razones humanitarias. Según la publicación, esta cifra supuso un incremento del 40,48% de aceptaciones respecto al año 2013. Ese año, el número de solicitudes de ciudadanos sirios aceptadas fue de 1.162; mientras que fueron acogidos 86 refugiados palestinos y 91 somalíes. Récord en 2015 En cuanto al año 2015, el ministerio del Interior no ha colgado todavía el informe. Según otras fuentes consultadas, el año pasado ingresaron en España de manera ilegal 15.000 refugiados, el doble que el año anterior, siendo la mayoría de ellos de nacionalidad siria; mientras que solicitaron refugio de manera legal alrededor de 13.000 ciudadanos, más del doble que en 2014. A falta de conocer el dato oficial de cuántas solicitudes fueron aceptadas en 2015, entre 2012 y 2014 fue aprobada la acogida legal de un total de 2.649 personas. Incorporando una cifra similar a la de los años 2012 y 2013 para el año pasado (esto es algo más de 500), tirando por la bajo, la cifra global hasta nuestros días superaría con creces l os 3.000 refugiados que pueden vivir de manera legal en nuestro país. www.abc.es | 4/22/16 10:02 AM
EE.UU. denuncia el incremento de la colaboración entre Boko Haram y el Estado Islámico
Apenas cumplido un año del golpe en la mesa global de Boko Haram, cuando en marzo de 2015 el líder de los yihadistas nigerianos, Abubakar Shekau, anunció la adhesión de su grupo a la red del Estado Islámico, las sinergias parecen ahora agilizarse. En una visita a Chad, el comandante de operaciones especiales estadounidenses en África, el general Donald Bolduc, ha sugerido que la colaboración entre ambos grupos se está expandiendo. El militar reconoce que el pasado 7 de abril Chad interceptó un «gran arsenal de diferentes tipos de armas» enviados desde Libia y destinados a la región. «Se puede, creo, sacar una conclusión (bajo la implicación de que las armas fueran enviadas por el EI)», aseguró a la prensa Bolduc. La «conexión Libia» con Boko Haram no es nueva. Incluso en tiempos pre-Estado Islámico. Ya en 2012, un informe hecho público por Naciones Unidas, denunciaba cómo el conflicto de Libia había servido de retroalimentación a los grupos armados que operan en la región africana del Sahara y el Sahel, caso de los islamistas nigerianos de Boko Haram. «A pesar de los esfuerzos (de las democracias regionales) para controlar sus fronteras, grandes cantidades de armas y municiones de los arsenales libios fueron introducidos de contrabando en la región desértica», denuncia el informe realizado por un panel de control de la propia ONU. En él se detalla todo tipo de material de guerra, de granadas a misiles antiaéreos. «Las armas fueron desviadas por ex combatientes libios, tanto regulares del Ejército como mercenarios que combatieron en nombre de Muammar Gadafi», añade. Cuatro años después, el general Bolduc recuerda ahora que «la región de la cuenca del lago Chad es la zona cero» en la lucha contra el extremismo en África. Aliado clave En los últimos tiempos el Gobierno de Chad se ha convertido en un aliado determinante de Occidente en la lucha contra Boko Haram. Ya en verano pasado, el presidente chadiano, Idriss Deby, asegurababa que Abubakar Shekau, hasta ahora líder de la milicia, había sido reemplazado en el cargo por Mahamat Daoud, un antiguo comerciante de perfumes. La información ha sido desmentida en numerosas ocasiones por el propio grupo terrorista. Como señalaban en aquellos días a ABC líderes religiosos locales, «la entrada de Chad en el conflicto se debe a un solo motivo: su agonía financiera». El análisis tiene su explicación en la industria bovina. Ante el incremento de los combates, a comienzos de 2015, los ganaderos de Chad se encontraban ahogados territorialmente, al no poder vender sus animales en la vecina Nigeria. Por ello, en esas fechas, el precio de éstos se había reducido en casi un 50%. A ello se une la muerte de hasta 8.000 reses de forma directa por la violencia. La primera de las grandes victorias de Chad en el campo de Marte islamista se remonta al 4 de febrero de 2015, cuando sus fuerzas acabaron con hasta 300 miembros del grupo radical en un solo operativo lanzado en la localidad de Gamboru, frontera entre Camerún y Nigeria (las cifras no se encuentran confirmadas de manera independiente). www.abc.es | 4/22/16 8:47 AM
Muere un niño en Camerún atropellado por el convoy de la embajadora de EEUU en la ONU
Un niño de siete años de edad murió el lunes en Camerún tras ser atropellado por el convoy que trasladaba a la embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Samantha Power, quien se encuentra de visita oficial en el país. www.europapress.es | 4/20/16 1:36 AM
Uno de cada cinco atentados suicidas de Boko Haram fueron cometidos por niños
Boko Haram utilizó a niños en uno de cada cinco atentados suicidas cometidos el pasado año en Nigeria, Camerún, Chad y Níger, un cifra diez veces superior a la registrada en 2014, según el informe de Unicef publicado hoy. Según el estudio, el pasado año hubo 44 atentados suicidas con menores, el 75% de los cuales eran niñas. «Que quede claro: estos niños son las víctimas, no los autores», subraya un comunicado de Unicef para África Occidental y Central. En muchas ocasiones, los menores son engañados para entregar un paquete a cambio de una pequeña cantidad de dinero o de comida, paquete que posteriormente es detonado a distancia por un miembro del grupo terrorista. En otras, los niños son drogados y dejados en un lugar público cargados de explosivos, añadieron las fuentes. Los ataques suicidas se han quintuplicado entre 2014 y 2015 en los citados países, y algunas comunidades comienzan a observar a los niños como una potencial amenaza. Repudiados El uso de menores ha generado una atmósfera de sospecha con consecuencias «devastadoras», porque miles de ellos ya sufren el estigma de haber vivido en cautividad o de ser hijos de la violencia sexual, algo que les lleva a ser repudiados por sus propias familias. El conflicto generado por Boko Haram ha provocado el desplazamiento de 1,3 millones de niños y el cierre de 1.800 escuelas, según Unicef. Boko Haram ha provocado el desplazamiento de 1,3 millones de niños- AFP Solo en 2015, el grupo yihadista mató a más de 3.000 personas en a pesar de su pérdida de territorio y de la creciente presión militar de los países de la región del lago Chad. Según las autoridades nigerianas, en los cinco últimos años el grupo terrorista ha asesinado a unas 12.000 personas. Boko Haram, que significa en lenguas locales «la educación no islámica es pecado», lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur. Desde que la Policía acabó en 2009 con el entonces líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que se ha intensificado en los últimos meses. Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.


www.abc.es | 4/12/16 12:38 PM
El sufrimiento de las mujeres y los niños desplazados por Boko Haram
   La insurgencia del grupo islamista Boko Haram, que ha jurado lealtad a Estado Islámico, se ha intensificado en el noreste de Nigeria y en la zona fronteriza con Camerún, Chad y Níger, lo que ha ocasionado un incremento en el número de refugiados y desplazados internos en los últimos meses. Las mujeres y los niños se han convertido especialmente en víctimas de esta insurgencia. www.europapress.es | 4/9/16 7:11 AM
Tropas de Nigeria y Camerún liberan a unos 2.000 prisioneros de Boko Haram
Los Ejércitos de Nigeria y Camerún liberaron en los últimos tres días en una operación conjunta a unos 3.000 rehenes de Boko Haram y capturaron a 300 miembros del grupo terrorista, informó este martes el portal argelino Radioalgerie.dz. mundo.sputniknews.com | 4/5/16 7:11 PM
La persecución del albinismo en África, entre la brujería y las responsabilidades políticas
Sara apenas conocía el albinismo. Sara, que ha preferido conservar el anonimato, ignoraba que se trata de una alteración genética y no de una enfermedad. Las enfermedades se contraen y se contagian. El albinismo, no. El albinismo, un desorden metabólico hereditario, se produce por la ausencia de la enzima que transforma la tirosina en melanina, el compuesto encargado de la pigmentación. Por eso, la piel y el cabello de las personas con albinismo posee un color blanquecino compartido por sus ojos. Desprovistos de esa defensa, su riesgo de contraer cáncer de piel aumenta tanto como se reduce su capacidad de visión. Sara lo descubrió hace ocho años, cuando recogió a su «niña» en el aeropuerto. La «niña», mozambiqueña albina de 15 años, aterrizó en Madrid para morir aquí con dignidad. En su tierra natal, una herida precancerosa desembocó en un tumor que le carcomió parte de la cabeza, sobre la nuca. La pericia de los médicos del Hospital Gregorio Marañón logró salvarle la vida tras los maratones de radio y quimioterapia y una operación que le causó parálisis facial a cambio de seguir respirando. «No podré mover la cara, pero voy a vivir», resolvió la muchacha cuando descubrió el precio de la intervención. La noche de antes, solo pidió una cosa a Sara: «Enséñame a insultar en español». Si alguien tenía la ocurrencia de meterse con ella, respondería con exabruptos en ronga y portugués, idiomas de su país, y también en castellano. «Cara de culo», sugirió su acompañante. «Enséñame a insultar en español» Sara colabora con Amnistía Internacional (AI) para concienciar sobre el sufrimiento de las personas con albinismo en África, donde no solo combaten el cáncer, sino también la discriminación y la persecución. Recientemente, esta asociación en defensa de los derechos humanos ha denunciado los «secuestros, homicidios o mutilaciones» que sufren en Malawi, donde sus cuerpos son empleados «en prácticas de brujería». Once asesinatos y cinco secuestros desde diciembre de 2014, miedo a ir a la escuela por las agresiones o abandonar las zonas rurales para ir a la ciudad, donde obtienen más protección, son algunas de las consecuencias de una situación que las autoridades evitan resolver. Mediante un comunicado, AI ha exigido «que brinden protección efectiva urgente» a quienes padecen ese acoso, aunque las cifras revelan la gravedad de un problema que sobrepasa las fronteras de ese país. Según datos facilitados por «Under The Same Sun», al menos 166 personas han sido asesinadas y 273 asaltadas en 25 naciones africanas diferentes durante los últimos años. Esta organización, que conciencia sobre su sufrimiento, también recuerda que la violencia se localiza en una región concreta: África subsahariana, donde «el analfabetismo de los adultos es generalmente superior a cualquier otra parte del mundo”, según el historiador británico Richard J. Reid. Superstición, negocio y política «Un niño albino tanzano me dijo que en época de lluvia no iba al colegio, porque los maizales crecen mucho», cuenta José María Márquez, director de «África Directo». «Si alguien le amputaba un brazo con los maizales altos, iba a morir desangrado sin que nadie le viera», explica el responsable de esta ONG, presente en varios países del continente. Lo cierto es que las mutilaciones, que a veces se practican con machetes, persiguen arrancar dedos, genitales o extremidades que los brujos emplean para preparar pócimas, brebajes que en teoría atraen la buena suerte o el éxito. Como muestran otros episodios históricos, deshumanizar a las víctimas facilita su asesinato. Las creencias afirman que las personas albinas son en realidad espíritus, fantasmas que no mueren, sino que se desvanecen. Otras destacan su presunta naturaleza «diabólica». Y de mano del disparate, aparece el dinero. «Hay un negocio, porque las personas con estas creencias pagan al brujo para que haga la pócima. Se puede llegar a los 1.800 euros por una pierna. Incluso un hermano vendió a otro por 200», lamenta José Manuel Colón. El director del documental «Black Man, White Skin», nominado a los premios Goya y actualmente comprado por Netflix, ha denunciado a través de su trabajo la persecución que padecen. «En muchos lugares de África no son considerados ni siquiera personas. Cuando los asaltan en Camerún les llaman ‘zeru, zeru’, que significa fantasma», añade. Aunque los actos de crueldad no terminan ahí: las mujeres son violadas por hombres con sida, que creen que así pueden curarse, y los políticos, con sed de poder, también abrazan la barbarie: «En las últimas elecciones locales de Suazilandia se detuvo a varios porque mandaron matar a personas albinas», denuncia Colón. La complicidad de las élites políticas agrava el problema por su colaboración, pero también por las represalias que pueden emprender en caso de denuncia. Charles Fotso, camerunés albino de 28 años, padre de familia y residente en Madrid, tuvo la suerte de nacer en una familia de la tribu bamileké, originaria de la zona occidental de su país, aunque residente en la capital, Yuandé. «En mi región, las personas con albinismo no están vistas como personas normales, sino como algo superior. Como una especie de espíritu positivo», explica a ABC. Creencia opuesta a la del área septentrional, lugar de procedencia de ciertos mandatarios y donde su condición se considera «una maldición». Allí ningún adulto la padece, porque no les permiten hacerlo. «Se sabe que al nacer se les mata, porque no todo el mundo da a luz en el hospital. El tema era tabú y te podía llevar a la cárcel», recuerda Charles. Su historia supone un ejemplo de lucha, de combate por afianzar la amistad de sus compañeros del colegio devolviendo insultos con bofetadas, ayudándoles con los exámenes a cambio de los apuntes, cubriéndose la piel, ajeno a las burlas, para evitar un sol que «quema, literalmente». Con sus estudios universitarios de Economía y Finanzas casi terminados, Charles colabora ahora con ALBA, la asociación española de ayuda a personas con albinismo, aunque sigue con la mirada fija en África. «Faltan recursos, pero lo que más es el conocimiento», explica. Y también la autoestima: «Si nosotros mismos nos consideramos personas, seremos capaces de buscar las maneras de que esa situación no siga así.» Tanzania, drama y solución Los tanzanos con albinismo viven la situación más dramática del continente africano. «Under The Same Sun» ha registrado un total de 160 actos de violencia contra ellos, incluidos 76 asesinatos. El país pertenece al circuito «comercial» donde se trafica con partes de su cuerpo, compuesto por Burundi, Kenia, la República Democrática del Congo, Mozambique, Sudáfrica y Suazilandia. Además, Tanzania registra una altísima proporción de personas con esa condición: 1 de cada 4.000 ciudadanos la padecen, frente a 1 de cada 20.000 en Europa. «Se debe a la endogamia. Al haber vivido aislados a causa de las persecuciones, se casan entre ellos y tienen descendencia. Es un problema de consanguinidad», indica el doctor Pedro Jaén, responsable del Grupo de Dermatología que lleva su mismo nombre. Desde 2008, este equipo de médicos españoles viaja dos veces al año a la localidad de Moshi, una ciudad situada en la frontera con Kenia. «Allí se encuentra el único Hospital Universitario que forma a los especialistas en dermatología de Tanzania y todo el este de África: Etiopía, Uganda, Malawi…», indica el también responsable de la iniciativa. «Es uno de los países con menos médicos por habitante del mundo y hay un número muy bajo de dermatólogos, unos 20. Los dermatólogos no operan el cáncer de piel, que es muy frecuente en los albinos, provoca la muerte y hace que la esperanza de vida sea de 30 años», señala el especialista. El tratamiento «está en manos de los cirujanos». Por eso, formar en ese sentido supone un requisito indispensable. Los albinos tienen que luchar en África de forma diaria contra la marginación- AFP A diferencia de la situación que Amnistía Internacional denuncia en Malawi, la labor de concienciación ha permitido que las autoridades tanzanas hayan implementado soluciones para este problema. «El Gobierno persigue y juzga a todo aquel que atente contra un albino. Existen diputados albinos en el parlamento, y hay organizaciones que mediante colegios especiales protegidos acogen a los niños con albinismo, evitando que sean raptados», explica el dermatólogo. Un éxito que también se vincula a la labor desarrollado por las ONG. La española «África Directo», que trabaja en el continente desde hace 20 años, colabora con el equipo médico del doctor Jaén, aunque también con iniciativas propias. «Distribuimos un protector solar por el norte de Tanzania a 1.500 personas con albinismo, que están libres de cáncer de piel, con la ayuda del laboratorio Fridda Dorsch. También trabajamos en su educación para que puedan llevar una tienda o ser profesores, cualquier cosa que evite que trabajen en el campo», señala José María Márquez, director de la organización. El trabajo al aire libre resulta fatal para quien padece esta alteración genética, dado que la exposición a la luz solar acelera el desarrollo del cáncer de piel. Esperanza y denuncia En cualquier vida, el humor y la tristeza van de la mano. La historia que cuenta Sara no desmiente esa afirmación. Mientras conversa en una terraza de Madrid, recuerda los maratones en hospitales, pero también los momentos divertidos. Como cuando a la 'niña' le ofrecieron cordero y ella, que solo había escuchado esa palabra en misa, replicó: —¿El cordero de Dios que quita el pecado del mundo? —¡No! Una chuleta. La «niña» ha cumplido 23 años, vive en Maputo y espera, junto a su pareja, su primer hijo. Sara habla de ella con alegría, aunque también recuerda a Sergio, un chico con albinismo que llegó en parecidas circunstancias y no consiguió vivir. Muestra afecto hacia ambas experiencias, recordando «la fortuna de haber disfrutado de ellos, y de haber penetrado a través de ellos en una realidad tan dura y tan desconocida antes». Aunque su testimonio no se reduce a lo personal. Sara exige que los delitos se persigan, que las autoridades tomen cartas en el asunto y que los tribunales hagan su labor. Lamenta que «los pocos culpables juzgados» reciban «penas desproporcionadamente leves». Y subraya el doble reto al que se enfrentan las personas con albinismo en el continente: su condición y haber nacido en África.


www.abc.es | 4/2/16 11:35 PM
Así son las patrullas ciudadanas contra Boko Haram: la última línea de defensa
   La ofensiva internacional panafricana contra el grupo terrorista nigeriano Boko Haram ha llevado a la organización a defenderse incrementando el número de atentados terroristas -- en especial los perpetrados por mujeres -- en Camerún, lo que a su vez ha obligado a los residentes del país a improvisar una precaria fuerza de defensa civil con una única misión: detener como sea a estas suicidas antes de que se lleven por delante a decenas de personas. www.europapress.es | 4/2/16 6:36 AM

Google Maps