Wikipedia

Noticias de Trinidad y Tobago

Fútbol con dignidad cumple objetivo; jugadores donarán los 15 mil dólares a Fanlyc

El pueblo panameño se solidarizó con la selección nacional de fútbol y con su aporte económico se logró el objetivo de recaudar los 15 mil dólares para pagar la multa que le impuso la Concacaf a Panamá.

Después de la colecta nacional #FutbolConDignidad, impulsada por La Prensa, Mi Diario, La Estrella de Panamá, El Siglo, Telemetro, RPC, TVN y TVMAX, este miércoles se hizo entrega formal a la Fepafut del dinero recaudado.

Ramón Cardoze, vicepresidente de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut), recibió el aporte, agradeciendo el respaldo de la afición, al tiempo que destacó que este dinero será donado a Fanlyc.

El acto se llevó a cabo en las oficinas de Corprensa, con la presencia de los representantes de los medios que participaron en la iniciativa que busca llevar el mensaje del juego limpio.

Cardoze confirmó que la Fepafut pagará su multa y que se había decidido entregar a los jugadores de la Sele el aporte, pero que estos decidieron donarlo a la Fundación Amigos del Niño con Leucemia y Cáncer (Fanlyc).

Este movimiento #FutbolConDignidad se inició luego de que la selección istmeña perdió un cuestionado partido ante México en la semifinal de la Copa Oro el pasado miércoles 22 de julio.

El árbitro estadounidense Mark Geigier tomó decisiones que influyeron en el partido en contra de Panamá. Esto generó mucha polémica y los jugadores del equipo se manifestaron contra la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol, con el mensaje: “Concacaf Corruptos”. Esto generó la posterior sanción para la federación panameña.

Cardoze reiteró que se volvió a exigir una investigación del partido y la remoción de la Comisión Arbitral de la Concacaf.

De igual forma, destacó la unión que hay con la Sele y que ahora el objetivo estará centrado en las eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018.

Precisó que previo al inicio de las eliminatorias se tienen programados tres partidos de preparación: dos en casa y uno de visitante. El primero será el 4 de septiembre ante Uruguay en el Rommel Fernández, el 8 de septiembre se viaja a Puerto Ordaz para jugar con Venezuela y el 8 de octubre se recibe la visita de Trinidad y Tobago.

Vea comunicado completo del aporte a Fepafut.

www.prensa.com | 7/29/15 6:13 PM

Lo bueno y malo de la selección de Panamá en la Copa Oro

De entrar al torneo con más preguntas que repuestas, a terminar con una nueva cara.

Ese fue el resultado de la selección de Panamá en la pasada Copa Oro luego de su tercer lugar con sabor a oro.

Panamá fue una selección que fue de menos a más en el torneo y la sensación general es que el robo del árbitro estadounidense Mark Geiger en las semifinales ante México privó al equipo de ubicarse ante una oportunidad histórica de obtener su primer título de Copa Oro.

Pero antes de entrar al principal objetivo que es el camino rumbo a Rusia 2018, analicemos lo que dejó futbolísticamente este onceno nacional que dirige el técnico Hernán El Bolillo Gómez, porque a pesar de que se vieron muy buenos rendimientos por parte de muchos jugadores, también hay que decir que no todo fue color de rosa.

Partiendo por el hecho de que no se ganó ninguno de los seis partidos y que nunca se pudo mantener el resultado a favor, no hay duda de que la selección panameña tiene varios puntos que corregir si queremos superar un complicado grupo de las eliminatorias mundialistas con Costa Rica y posiblemente Jamaica y Haití, en un camino a Rusia que está programado para iniciarse el próximo 7 de noviembre.

LO BUENO

Dos aspectos sobresalen del resto dentro de los varios puntos positivos que dejó el team Bolillo.

Uno fue la unión del equipo y la otra la apuesta por varios jugadores jóvenes en la búsqueda del tan ansiado relevo generacional. 

La unión fue clara y evidente en el momento que cada uno de los 23 jugadores posó con el cartel de “Concacaf Ladrones y corruptos” tras el atraco en Atlanta.

Incluso la solicitud por parte de jugadores y la aceptación por parte del técnico Gómez de entrenar a puertas cerradas en el estadio Rommel Fernández sin la presencia de los medios de comunicación ayudó a solidificar esa unión de grupo, pese a la epidermis sensible por parte de varios integrantes del seleccionado nacional con relación a las críticas recibidas por parte de varios sectores de la prensa.

Esta unión también fue más que evidente en la cancha en el enfrentamiento ante los mexicanos, donde el hecho de sufrir una injusta expulsión por la tarjeta roja a Luis El Matador Tejada no hizo que los guerreros bajaran sus brazos, ya que al contrario, los motivó a sacrificarse aún más por sus compañeros en una gran demostración de coraje y garra ante el supuesto gigante de la Concacaf.

En cuanto a la aparición de nuevos elementos, empezamos como Valentín Pimentel, de 24 años, quien en su primer torneo oficial con Panamá demostró que la camiseta de la selección nacional no le queda para nada grande.

Pimentel, un experimento de El Bolillo que en un principio fue muy criticado pero a que la postre rindió buenos frutos, apareció para llenar el hueco dejado por el volante Gabriel El Gavilán Gómez, quien salió lesionado después del duelo ante Trinidad y Tobago. 

El volante del Plaza Amador se vio bien en la posición de volante mixto, pese a que su posición natural es como atacante en la Liga Panameña de Fútbol, y ahora levanta la mano como posible sucesor de El Gavilán Gómez.

En el lateral izquierdo Erick Davis se adueñó del puesto tras la suspensión de Luis Coco Henríquez por tarjeta roja ante Honduras.

Davis, de 24 años, fue otra de las gratas sorpresas en la defensa junto a un Harold Cummings que después de perder la marca en el gol del empate ante Haití mejoró notablemente su rendimiento, haciendo que muchos olvidaran la ausencia del excapitán Felipe Baloy.

Otras buenas apariciones fueron la del atacante Abdiel Arroyo con algunos chispazos al ingresar como suplente en cada uno de los partidos y el volante Miguel Camargo, a quien no le quemó la pelota cuando vio minutos ante Estados Unidos y Trinidad y Tobago.

Arroyo, de 21 años, estuvo clarito en sus dos cobros de tiro penal, sin embargo, todavía tiene mucho que mejorar en la definición.

Otros puntos positivos a destacar de manera rápida son el buen trabajo defensivo en la pelota quieta al solo recibir un tanto en contra ante los trinitenses y el notable rendimiento físico de un equipo que corrió como nunca pese a disputar 120 minutos en sus últimos tres partidos del torneo.

LO MALO

No se ganó ningún juego.

Panamá estuvo adelante 1-0 en todos sus partidos, solo para dejarse igualar en cada uno de los segundos tiempos.
Y eso en las eliminatorias no puede suceder.

La falta de contundencia para escaparse en el resultado por un marcador más favorable derivó en sufrimientos innecesarios en los últimos minutos, especialmente en los dos primeros encuentros ante Haití y Honduras y luego en el del tercer lugar frente a los estadounidenses.

Seguimos sin encontrar respuesta definitiva a la dupleta goleadora de Blas Pérez y Luis Tejada, autores de tres de los seis goles de Panamá en el torneo. Hablamos de recambio generacional en otras posiciones de la cancha, sin embargo, en la delantera todavía cuesta encontrar alguien que pueda desbancar a estos dos máximos goleadores de la selección nacional.

Se intentó con Roberto Nurse, de 31 años, quien marcó ante los estadounidenses y con Roberto El Toro Blackburn, pero ninguno de los dos estuvo fino en la definición, aunque la realidad es que necesitan más minutos. 

El estilo del entrenador en su propuesta de 4-4-2 demanda de dos atacantes de área y tanto Nurse como Blackburn podrían llenar ese lugar, sin embargo, todavía deben trabajar mucho más. 

Un caso que dejó muchas interrogantes fue la del pasado goleador de la Copa Oro Gabriel Torres y sus pocas apariciones en este certamen.

El atacante del Rapids de Colorado solo vio acción en dos partidos, ambos viniendo del banquillo. No hay duda de que Gómez no tiene a Gaby entre sus principales opciones en el ataque, dado que las muy pocas veces que lo utilizó fue más de volante por afuera que como hombre en punta.

Y terminando con los puntos a corregir, seguimos sin contar con un lateral derecho de calidad.

Adolfo Machado fue otro que fue de menos a más en esta Copa Oro, con más garra que otro cosa, sin embargo, su falta de velocidad y técnica para contribuir en ataque es mas que evidente para un jugador que para nadie es un secreto que no es un lateral y que su fortaleza es como defensor central, rol que cumple en su club, el Saprissa de Costa Rica.

Ya el fútbol moderno exige de laterales para atacar por las bandas de forma sorpresiva, un punto que el experimentado técnico cafetero deberá buscarle solución de cara a las eliminatorias mundialistas.

NUEVA ESPERANZA

En conclusión, regresar de una Copa Oro con buenas sensaciones no es novedad en la selección de Panamá.

Ya sucedió con los subcampeonatos en 2005 y 2013, solo para pasar de la euforia a la tristeza con malos resultados en ambas hexagonales. 

Es por esto que la enseñanza debe ser trabajo y más trabajo, nada de dormirse en los laureles para un equipo y su técnico cuyo discurso de Rusia 2018 ya por fin llegó.

www.prensa.com | 7/28/15 5:05 AM
Una Copa Oro con nuevos protagonistas

Siete títulos de 13 posibles. El dato impresiona, pero es engañoso.

A pesar de la victoria mexicana con un 3-1 inobjetable ante Jamaica en la final de la Copa Oro, quedó flotando la sensación de que en la Concacaf se está gestando un nuevo orden que va más allá de una profunda reorganización administrativa en medio de denuncias de corrupción de sus principales dirigentes, y se extiende también al ámbito deportivo.

Panamá, de hecho, mereció vencer a los mexicanos jugando con un hombre menos y fue eliminada en las semifinales tras una de varias fallas arbitrales que favorecieron a su rival.

Jamaica, otro equipo habitualmente de relleno, avanzó por primera vez en su historia a la gran final a costa nada menos que de Estados Unidos. Haití accedió por tercera vez a los cuartos de final.

El orden establecido sufrió tremendo remezón y las eliminatorias de la Copa Mundial del 2018 en Rusia se perfilan como las más reñidas, probablemente, de la historia.

Costa Rica, sensación de la última Copa Mundial, no pasó de los cuartos de final.

Estados Unidos, campeón o subcampeón en nueve de las 12 ediciones jugadas hasta ahora, dejó una imagen muy desdibujada, que incluyó otra derrota ante Panamá en el partido por el tercer puesto, y México llegó a la final con la ayuda de fallas arbitrales.

"Es impresionante como se están acortando las distancias", dijo el técnico mexicano Miguel Herrera después del duelo con Jamaica.

Los mexicanos doblegaron 2-1 a Panamá tras forzar un alargue al anotar un gol a los 88 minutos por un penal que el propio "Piojo" Herrera admitió no existió.

Panamá había jugado la mayor parte del encuentro con un hombre menos por la expulsión de Luis Tejada en un fallo extremadamente riguroso del silbato de  Mark Geiger. Las fallas fueron tan gruesas que la Concacaf emitió un comunicado diciendo que, efectivamente, el árbitro se equivocó, pero que "los errores humanos son parte del fútbol".

Previamente, en los cuartos de final, México superó a Costa Rica 1-0 con otro penal dudoso al expirar el alargue, cuando todo el mundo palpitaba los penales.

Herrera defendió la tesis de que errar es humano y dijo que "debería comprobarse" que hubo irregularidades antes de hablar de corrupción, como han hecho algunos. Agregó que los jugadores pueden ayudar a los árbitros haciendo un juego transparente.

El reacomodo de piezas se produce en momentos en que la Concacaf hace frente a una profunda crisis derivada de las acusaciones de corrupción hechas por Estados Unidos al presidente Jeffrey Webb y de su predecesor Jack Warner.

Webb fue deportado por las Islas Caimán a Estados Unidos y Warner enfrenta un combate un pedido de deportación en Trinidad y Tobago. Se los acusa de una serie de delitos, incluidos falta de transparencia y pagos y cobros de sobornos.

México, Costa Rica y Estados Unidos estaban llamados a ser los protagonistas a partir de su historia y de sus desempeños en la Copa Mundial de Brasil del año pasado.

Los centroamericanos ganaron el Grupo de la Muerte tras doblegar a Italia y Uruguay y empatar con Inglaterra, y cayeron por penales en cuartos de final ante Holanda. Pero el conjunto dirigido por Paulo Wanchope fue una sombra del que sorprendió con su dinámica y su disciplina táctica en el Mundial, bajo las órdenes de Jorge Luis Pinto. Sucumbió en las semifinales ante un México que fue muy superior a pesar de que no está en un buen momento.

Estados Unidos, con cinco títulos en su haber, sufrió una de las peores humillaciones desde que se encumbró como la segunda potencia regional al ser eliminado por Jamaica en las semifinales y después perder por penales el partido por el tercer puesto con Panamá. Fue apenas la cuarta vez en 13 ediciones en que no llegó a la final.

Honduras, que también estuvo en el Mundial de Brasil, no sobrevivió a la primera ronda.

Panamá y Jamaica dieron la nota a fuerza de ganas y de garra. Las diferencias futbolísticas no fueron tan grandes. Pero mostraron el temple que les faltó a sus más encumbrados rivales y les arrancaron buenos resultados mostrando mayor convicción. Es de prever que irán a las eliminatorias entonados, sobre todo los panameños, que ya habían sido subcampeones en el 2013 y habían golpeado las puertas de su primer Mundial en las últimas eliminatorias.

El nivel futbolístico del torneo fue extremadamente pobre y no ayudó la organización. Hubo críticas generalizadas a los arbitrajes y al hecho de que la copa se jugó en sedes muy distantes, obligando a los equipos a viajar de una punta a la otra de Estados Unidos constantemente.

Costa Rica, por ejemplo, jugó su primer partido en Carson, California, al oeste, y los siguientes en Houston, al sur, Toronto, al norte, y en East Rutherford, en las afueras de Nueva York, al este.

En otro ejemplo de desorganización, la final estaba anunciada a las 19.30 y comenzó media hora más tarde.

Los arbitrajes fueron un capítulo aparte y los fallos favorables a México, el equipo con más arrastre y que más dinero genera, por mucho, no hicieron nada por despejar las suspicacias en torno a los manejos de la Concacaf.

www.prensa.com | 7/27/15 7:30 PM
Demoran extradición de Jack Warner a Estados Unidos

Un tribunal de Trinidad y Tobago dio al exvicepresidente de la FIFA Jack Warner más tiempo para oponerse al pedido de extradición de Estados Unidos por cargos de corrupción.

Un magistrado fijó este lunes, 27 de julio, nueva audiencia para el 28 de agosto después que un abogado del gobierno solicitó más tiempo para examinar la solicitud de extradición expedida por el Departamento de Justicia de Estados Unidos la semana pasada.

Warner, de 72 años, se resiste a la extradición bajo cargos de asociación ilícita, fraude electrónico y lavado de dinero en el caso de corrupción de la FIFA.

Está libre bajo fianza y dirige la campaña de su partido político para las elecciones generales del 7 de septiembre.

El procurador general Gavin Nicholas afirmó que el caso de Warner "no tiene absolutamente nada que ver con la política".

Expertos legales de Trinidad y Tobago creen que la extradición podría demorar años.

www.prensa.com | 7/27/15 7:12 PM
Siete cubanos desertaron y su selección de hockey sufrió una goleada
Cuba jugó con tres hombres menos, perdió 13-0 con Trinidad y Tobago, y finalizó en el último puesto en Toronto.


www.clarin.com | 7/26/15 2:11 PM
Panamá supera a EU y se queda con el tercer lugar en la Copa Oro

Panamá se repuso del golpe arbitral que sufrió a mitad de semana y este sábado se quedó con el tercer lugar de la Copa Oro de fútbol al superar a Estados Unidos 3-2 en la ronda de penaltis. Aquí la gran figura fue el portero Luis Mejía quien atajó en el momento decisivo para asegurar la medalla de bronce.

En un partido parejo frente a uno de los llamados gigantes de la Concacaf, el onceno panameño dominó buena parte de las acciones y tuvo la oportunidad de sentenciar el partido en el tiempo reglamentario, pero el marcador quedó 1-1.

Un gol de Roberto Nurse al minuto 54 puso a los panameños al frente del marcador, sin embargo la escuadra estadounidense igualó al 69 con Clint Dempesey.

De ahí en adelante, ambos conjuntos se fueron a la ofensiva en busca de la victoria, pero no se logró el objetivo en 90 minutos.

En los 30 minutos de alargue, tampoco llegó el gol. Panamá estuvo más cerca, pero la defensa estadounidense y su arquero Guzan salvaron la situación.

Tras cumplir con los dos tiempos extra, panameños y estadounidenses definieron el partido desde la ronda de los penaltis, en un partido disputado en el PPL Park en Filadelfia.

Aquí Panamá contó con los goles de Román Torres, Harold Cummings y Abdiel Arroyo. Falló Armando Cooper.

La gran figura para Panamá fue el arquero Luis Manotas Mejía, quien atajó  dos penaltis. Mejía se estrenó en la Copa al estar el titular Jaime Penedo cumpliendo su partido de suspensión.

El técnico de la selección, Hernán Darío Gómez, destacó que se siente orgulloso de los muchachos, luego de jugar tres partidos de 120 minutos. Sin embargo, reconoció que al onceno le cuesta concretar las opciones de gol.

Panamá en la fase grupo empató sus tres partidos, luego también igualó en cuartos de final y avanzó al dejar en el camino a Trinidad y Tobago. Luego se perdió con México en semifinal y en el duelo por el tercer lugar se empata con Estados Unidos.

El equipo panameño regresará a casa con el tercer lugar de la Copa Oro, con un sabor agridulce, luego de ser eliminados en un polémico partido por México 2-1 en semifinales, pero después superando a Estados Unidos en el partido por el tercer lugar.

Antes del partido los jugadores se tomaron una foto con un suéter que tenía escrito: “Respetemos al fútbol; la dignidad no se compra”.

Esta fue esta fue otra forma de protestar luego que el árbitro estadounidense Mark Geiger tomara dos decisiones que afectaron a Panamá ante México y que le costó el pase a la final.

Estos hechos generaron indignación en el equipo nacional, la dirigencia, la afición y diversos sectores de la sociedad istmeña.

La solidaridad con la Sele llevó a empezar una campaña por el juego limpio y el #FutbolConDignidad.

Recuerda dejar tu firma digital para apoyar a la selección de Panamá aquí.

Hasta ahora la Fepafut no ha confirmado el día ni la hora de regreso de la selección nacional.

 

www.prensa.com | 7/25/15 11:56 PM
México y Panamá, un duelo con cuentas pendientes

En los últimos dos años, las selecciones de Panamá y México han sido protagonistas de enfrentamientos muy disputados y con una rivalidad deportiva que sigue creciendo.

Uno de los gigantes de las Concacaf ha pasado problemas con el onceno istmeño que sigue ganando su espacio y al cual se le teme en la región por su avance.

Al margen de las suspicacias que surgen sobre que muchos intereses prefieren que sean Estados Unidos y México los finalistas de la Copa Oro 2015, la representación canalera emerge como una candidata para echar por tierra cualquier pronóstico favorable a los escogidos tradicionales.

México y Panamá protagonizarán este miércoles (8:00 p.m.) la segunda semifinal de la Copa Oro 2015 con el aliciente de buscar el pase a la final y saldar las cuentas pendientes que quedaron de la pasada edición y la fase de clasificación al Mundial Brasil 2014.

El Tri vio cómo los canaleros fueron sus verdugos en la pasada edición del torneo, tanto en la fase de grupos como en semifinales, al ganarle en ambos partidos por 2-1 y dejarles fuera de la lucha por el título y la supremacía de la Concacaf con Estados Unidos.

El gran reto del técnico Bolillo Gómez ante México no solo es conseguir el pase a la final sino también buscar la primera victoria en el torneo dentro del tiempo reglamentario.

También Panamá, que vivió su gran momento en la Copa Oro en 2013, quiere confirmar que su fútbol progresa y que puede competir con los dos grandes de la región.

Además, Panamá todavía no ha olvidado el dolor de la derrota en el estadio Azteca en las eliminatorias de la Concacaf rumbo a Brasil 2014 cuando perdieron el partido en la recta final con golazo de chilena de Raúl Jiménez.

Y aunque las eliminatorias a Brasil 2014 y la Copa Oro 2013 ya forman parte de la historia, la “revancha” deportiva estará presente, por lo que el duelo en el Georgia Dome, el estadio de los Falcons de Atlanta del football americano, será una “guerra”.

México, a pesar de haber ganado a Costa Rica en cuartos de final, la manera como lo hizo, con un penalti en los últimos segundos del tiempo añadido de la prórroga, considerado inexistente, no despejó las dudas que existen sobre su rendimiento, aunque hizo méritos para llevarse la victoria.

De ahí que las críticas persisten sobre el Tri, porque el equipo antes que se diese el polémico penalti falló infinidad de oportunidades de gol y no estuvo seguro en defensa cuando atacó Costa Rica.

Su misión es que frente a Panamá, por fin, pueda definir opciones como las que tuvieron ante Costa Rica los delanteros Carlos Vela y Oribe Peralta, que de no recuperarse Giovani dos Santos de la sobrecarga que sufre en el abductor de la pierna izquierda seguirá de titular.

Donde habrá cambio obligado es en la defensa después de la lesión de menisco sufrida por Yasser Corona, que obligará a Miguel Herrera a utilizar a Oswaldo Alanis desde el inicio como tercer central.

“Todo será como en los últimos partidos, tratar siempre de tener el balón y el ánimo que han mantenido hasta ahora”, subrayó Herrera.

El Piojo apuntó que “sí, el partido se puede ver como una revancha, pues en la pasada copa caímos ante ellos [Panamá] en semifinales y es el mismo evento y la misma instancia”, agregó.

Panamá, que ha ido de menos a más, tiene en el banquillo al colombiano Hernán Darío Gómez, entrenador con experiencia mundialista y que ha mantenido en el equipo canalero la línea de juego que estableció Julio César Dely Valdés.

El gran reto de Bolillo Gómez ante México no solo es conseguir el pase a la final sino también buscar la primera victoria en el torneo dentro del tiempo reglamentario.

Panamá ha empatado los cuatro partidos disputados y el de cuartos ante Trinidad y Tobago lo ganó en la serie de penaltis (6-5) después de haber concluido el tiempo reglamentario con empate 1-1, mismo resultado que ha tenido en cada uno de los anteriores cotejos.

La gran ausencia de Panamá será la del centrocampista Gabriel Gómez, baja por lo que resta de torneo al fracturarse una costilla ante Trinidad y Tobago, y su puesto podría ser ocupado por Adolfo Machado, que acompañará a Armando Cooper y Alberto Quintero.

Todos ellos imprimen una gran velocidad al juego de Panamá, su mejor arma, para que arriba Blas Pérez y Luis Tejada vuelvan a ser los hombres de definición de cara al gol.

DATOS

De acuerdo con las estadísticas de la FIFA, panameños y mexicanos se han enfrentado en 13 ocasiones, con un saldo positivo para los aztecas con siete victorias, dos empates y cuatro derrotas.

El dominio histórico de México sobre Panamá se marca más en las eliminatorias de la Concacaf para una Copa del Mundo.

Sin embargo, en Copa Oro, los istmeños tienen un saldo favorable en cuatro enfrentamientos; dos victorias, una derrota y un empate.

Los dos triunfos de Panamá en el certamen continental fueron en la edición de 2013, por idéntico marcador de 2-1.

ALINEACIONES PROBABLES

México: Guillermo Ochoa; Paul Aguilar, Diego Reyes, Francisco Rodríguez, Oswaldo Alanis o José Manuel Corona, Miguel Layún; Héctor Herrera o Carlos Esquivel, Jonathan Dos Santos, Andrés Guardado; Oribe Peralta o Giovani dos Santos y Carlos Vela.

Entrenador: Miguel Herrera.

Panamá: Jaime Penedo; Valentín Pimentel, Román Torres, Harold Cummings, Erick Davis; Armando Cooper, Adolfo Machado, Miguel Camargo, Alberto Quintero; Blas Pérez y Luis Tejada.

Entrenador: Hernán Gómez.

www.prensa.com | 7/22/15 5:05 AM
Panamá desafía el favoritismo de México en semifinal de la Copa Oro

Una experimentada selección de Panamá, que marcha invicta pero sin triunfos, buscará este miércoles en las semifinales de la Copa Oro romper el favoritismo de México, que acude a la cita en Atlanta lleno de dudas tras eliminar a Costa Rica con un dudoso penalti.

Los dirigidos por el colombiano Hernán Darío Gómez buscarán la hazaña de alcanzar la final por segunda edición consecutiva ante un México al que ya eliminaron también en semifinales en la Copa Oro de 2013.

Para la cita, en el estadio Georgia Dome de Atlanta (8:00 p.m.), Panamá no podrá contar, por lesión, con el volante y organizador Gabriel Gómez, quien se perderá lo que queda de torneo por la fractura de una costilla en el partido de cuartos de final ante Trinidad y Tobago.

México llega al choque con la necesidad de lavar su imagen tras las críticas luego de eliminar a Costa Rica en un dudoso penalti.

La baja de Gavilán Gómez es sensible porque no solo es uno de los jugadores con más partidos internacionales en la selección canalera, sino que es también la representación táctica del técnico en la cancha.

“Panamá ha hecho un buen torneo, es un equipo que somete al rival con su posesión de balón y con su zona bien repartida en ataque y defensa”, dijo Hernán Darío Gómez, para quien el torneo está muy “parejo” por el orden táctico de los equipos.

“México y Estados Unidos saben jugar este tipo de partidos, tienen la experiencia, considero que ellos siguen siendo los favoritos. Si México no pierde su estilo, no hubiera tenido problemas, cuando chocó y traicionó un poquito su estilo, ahí ya fue distinto”, manifestó el director técnico de Panamá.

El onceno panameño alcanzó las semifinales al derrotar en penaltis a Trinidad y Tobago, después de terminar tercero en la fase de grupos tras empatar con Haití (1-1), Honduras (1-1) y Estados Unidos (1-1).

EL FAVORITO

Por su parte, México llega al choque con la necesidad de lavar su imagen y en medio de foribundas críticas de la prensa, tras eliminar en cuartos de final a Costa Rica con un dudoso penalti en el último minuto de la prórroga.

Los aztecas, uno de los equipos favoritos para llevarse el título, solo ganaron un partido en fase de grupos (6-0 a Cuba) y no han logrado en el campo demostrar su teórica superioridad.

Los dirigidos por Miguel Piojo Herrera clasificaron como segundos al empatar ante Guatemala 0-0 y Trinidad y Tobago 4-4, equipos más flojos sobre el papel, y alcanzaron las semifinales tras su victoria dudosa ante los ticos.

“No hemos conseguido nada y estamos conscientes de que aún debemos ganar dos partidos si es que queremos ganar este torneo”, dijo Herrera tras derrotar a Costa Rica.

La duda táctica radica en si Herrera apostará por la línea de cuatro para contrarrestar la velocidad de los extremos panameños o se decidirá por la línea de cinco con dos carrileros de amplio recorrido, para un partido en el que será baja el defensa Yasser Corona.

Según el Piojo, tras vencer a Costa Rica “crecen más” las posibilidades de levantar la copa porque el equipo tico “había sido protagonista de todos sus juegos, aunque también había mostrado esa falta de gol”.

ALINEACIONES POSIBLES

Panamá: Jaime Penedo - Adolfo Machado, Román Torres (capitán), Harold Cummings, Erick Davis - Valentín Pimentel, Aníbal Godoy, Armando Cooper, Alberto Quintero - Luis Tejada y Blas Pérez. DT: Hernán Darío Gómez.

México: Guillermo Ochoa - Paul Aguilar, Oswaldo Alanís, Diego Reyes, Francisco Rodríguez - Miguel Layún, Héctor Herrera, Andrés Guardado, Jonathan dos Santos - Oribe Peralta y Carlos Vela. DT: Miguel Herrera.

 

www.prensa.com | 7/21/15 8:17 PM

Google Maps